ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

LAS MUERTES DE PERIODISTAS SIN ACLARAR, DE LA DÉCADA CORREÍSTA

La familia del periodista guayaquileño Fausto Valdiviezo, baleado en la calle por sicarios, insiste en que hay cabos sueltos en su muerte sin aclarar.

MARIANA NEIRA

Quito, Ecuador.- Supuestos asaltos, accidentes de tránsito, balas perdidas, asesinatos por medio de sicarios. Las violentas polémicas de la década correísta pasaron su propia factura en vidas humanas. Pudimos contar por lo menos 35 fallecimientos sin aclarar ocurridos durante el Gobierno de Rafael Correa y la lista 35. Aquí los detalles de las víctimas de una serie de eventos que ni fiscales ni policías logran explicar hasta hoy.

“Soy cristiano y sé que las injusticias claman al cielo…”, Rafael Correa al referirse a detenidos por el caso Duzac. Entrevista en Gamatv, 7 de noviembre 2012.

Durante los 10 años de gobierno de Rafael Correa se dieron 35 asesinatos vinculados a casos de denuncias de corrupción, denuncias de narcotráfico y a protestas sociales.

La mayor cantidad de muertos (16) sucedieron alrededor de la protesta social. Solo en el ‘30S’ hubo 10 muertos.
La denuncia de corrupción está después, con 15 víctimas. Únicamente en torno al caso del general Gabela hubo siete muertos.
En varios casos es notorio el empeño del gobierno por desvincular a los crímenes de los casos de corrupción y narcotráfico denunciados.

La justicia siguió el ritmo del Ejecutivo limitándose a decir que se trata de ‘sicariato’. Y, con poquísimas excepciones, los defensores de los derechos humanos han enmudecido. Pesaron los favores, el sueldo, el poder.

DIRÁN: ¿DÓNDE ESTÁN LAS PRUEBAS? LOS PERIODISTAS NO SOMOS FISCALES, NO SOMOS JUECES, SOLO TRANSMITIMOS INFORMACIÓN Y A TRAVÉS DEL ANÁLISIS DE LOS HECHOS, DE  LAS EVIDENCIAS Y DE LAS COINCIDENCIAS, NARRAMOS UNA HISTORIA QUE A LOS FISCALES LES TOCA INVESTIGAR Y A LOS JUECES JUZGAR.
Estos crímenes, en su mayoría impunes, es la deuda que tienen tanto el gobierno de Rafael Correa como los defensores de los derechos humanos.

Dirán: ¿dónde están las pruebas? Los periodistas no somos fiscales, no somos jueces, solo transmitimos información y a través del análisis de los hechos, de  las evidencias y de las coincidencias, narramos una historia que a los fiscales les toca investigar y a los jueces juzgar.

Eso lo hacemos en esta ayudamemoria.

En el Ecuador también mueren periodistas

El periodista ha sido partícipe en la crítica y en la denuncia de corrupción en el gobierno. Y algunos han muerto de manera sospechosa. Revisando los casos nos quedamos con aquellos que muestran más evidencias y coincidencias.

1.- Carlos Navarrete

El ex director de El Telégrafo, Carlos Navarrete, fue asesinado en su casa.

24 de febrero 2008. El Estado ecuatoriano, a través de la AGD (Agencia de Garantía de Depósitos), incautó el diario El Telégrafo de Guayaquil al intervenir los bienes del banquero Fernando Aspiazu, su mayor accionista, entonces, y propietario del Banco del Progreso, desaparecido en la crisis bancaria de 1999.

Carlos Enrique Navarrete Castillo, descendiente de los fundadores del diario El Telégrafo, el más antiguo del país, había llegado a director de ese periódico en el 2002, pero al comienzo del gobierno de Correa, en el 2007, perdió el control del medio porque la AGD asumió la administración de las propiedades incautadas a los banqueros que provocaron la crisis bancaria de 1999.

En junio de 2007, la SIP señaló que Navarrete denunció “prácticas irregulares por parte del Estado ecuatoriano”.

Según Navarrete, el Estado había actuado con abuso de poder al querer despojar la propiedad del diario a los accionistas privados anulando varios aumentos de capital realizados para salvar al periódico de la bancarrota en 2002, 2004 y 2007, que le habrían otorgado la mayoría de las acciones.

Navarrete había dicho que iría a los tribunales para reclamar su inversión en el diario.

El 24 de febrero 2008, el ex director Navarrete apareció asesinado en su domicilio. La policía detuvo a supuestos implicados.

En la alerta ‘Antiguo director de El Telégrafo torturado y asesinado; descartada hipótesis de robo’, del 29 de febrero 2008, Periodistas Sin Fronteras expone datos sobre el crimen. Navarrete, de 53 años, apareció sin vida en el cuarto de baño de su casa de Guayaquil en la noche del 24 al 25 de febrero, con las manos atadas y el cuerpo traspasado por siete cuchilladas en el tórax y dos en el cuello. La policía, avisada por la madre del periodista que descubrió el cuerpo, encontró también huellas de tortura. Según los primeros indicios, el asesinato no se habría producido allí. En efecto, la policía encontró sangre en el interior del coche de la víctima, localizado en otro barrio de la ciudad. Los vecinos no oyeron nada, ni notaron nada sospechoso. No han robado en la casa, y ahora la policía se decanta porque haya sido una venganza.

El diario El Universo agregó el 9 de julio 2008, “Segundo Orlando López Medina, el hombre que le habría propinado la primera de las once heridas que, el 23 de febrero pasado, provocaron la muerte del ex director de diario El Telégrafo, fue detenido la noche del lunes pasado cerca al Riocentro sur y con su declaración, informó ayer la Policía, comenzó a esclarecerse ese asesinato… Según la Fiscalía, López integraba el grupo que tres meses antes del asesinato habría sido contratado por Francisco Xavier Jurado Mosquera, amigo personal de la víctima, para que robaran la caja fuerte.

No encontramos una explicación de por qué la caja fuerte era tan deseada.

El 11 de julio 2009 se dictó sentencia de 25 años de cárcel en contra de Segundo Orlando López Medina y Carlos Alberto Rodríguez Sañudo. Francisco Xavier Jurado Mosquera estaba prófugo. Al ex policía Francisco Ortiz Ormaza no se le menciona.

El 13 de agosto 2013 se conoció que Jurado que pasó a formar parte de la ‘Lista de los más buscados’ en Ecuador, fue aprehendido en el departamento La Libertad, provincia de Trujillo, norte de Perú. De inmediato fue deportado y encerrado en la cárcel de Guayaquil.

2.- Raúl Rodríguez

Foto: Archivo Diario El Universo
El locutor de Radio Sucre fue asesinado por desconocidos en Guayaquil.24 de junio 2008. César Raúl Rodríguez Coronel nació en Guayaquil el 27 de abril de 1945. Se inició en el periodismo en radio HCJB, donde se jubiló a los 23 años de labores. Radio Sucre le abrió las puertas y le permitió dirigir el programa Buenos días Ecuador. Fue vicepresidente de noticias de Radio Sucre y tenía su programa ‘Buenos días Ecuador’ desde hace más de una década, con una “posición frontal” en sus comentarios.

Alba Rodríguez sostuvo que su papá recibía constantes amenazas por las críticas contra el Gobierno e instituciones públicas, entre ellas, la Corporación Aduanera Ecuatoriana (CAE). Para precautelar su integridad llevaba un arma.

Según su hermano Carlos, el 24 de junio 2008, el periodista llegó a las 05:55 a radio Sucre, ubicada en el norte de Guayaquil. Su programa ‘Buenos días Ecuador’ lo inició con la frase: “Está es una nueva semana de trabajo. Hay que luchar para ganarse el pan de cada día…” Luego criticó al Gobierno por el descontrol en el precio del arroz.

Hacia las 07:10 se despidió de Vicente Arroba, presidente de Radio Sucre, no sin antes bromear con uno que otro colega. A las 07:20 llegó hasta la manzana 21, villa 5, y estacionó su auto Chevrolet Vitara, de placas GOP-333, en una casa de la manzana 28. En ese momento fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban en el taxi Lada de placas GHB-199, por la avenida principal de la ciudadela Guayacanes. Ellos dispararon. Rodríguez intentó inútilmente sacar su arma tipo Pietro Beretta (9 mm) para defenderse. Tres impactos de bala acabaron con su vida.

ELLOS DISPARARON. RODRÍGUEZ INTENTÓ INÚTILMENTE SACAR SU ARMA TIPO PIETRO BERETTA (9 MM) PARA DEFENDERSE. TRES IMPACTOS DE BALA ACABARON CON SU VIDA.
27 de junio 2008. Con la detención de 8 personas implicadas, la Policía Nacional y Fiscalía dijeron haber descubierto a la autora intelectual del crimen del periodista Rodríguez. Era su ex conviviente Luz Antonia Rivera Yépez.

Aunque las evidencias señalan a Rivera como presunta autora intelectual del hecho, (los detenidos) aún están siendo investigados. La Fiscalía descarta que el crimen haya sido por venganza o alguna investigación periodística.

El móvil del crimen según el ministro Fiscal Distrital, Antonio Gagliardo, habría sido por “cuestiones de carácter económico”, pues Rivera se quería apropiar de 30.000 dólares de Rodríguez. El informe revela que fue Rivera quien contrató a Cristian Giovanny Villamar Román y este, a su vez, a Johnny Medina “Chuzudo”, a quienes se les habría cancelado 5 mil dólares para que cometan el crimen.

30 de junio 2009. La principal acusada como presunta autora intelectual de la muerte del vicepresidente de Noticias de Radio Sucre, Raúl Rodríguez Coronel, fue absuelta de cargos porque ‘no se comprobó su responsabilidad en el delito’.

Johnny Medina Rivadeneira y Segundo Sellán Vargas fueron señalados como los autores del delito que fue considerado un robo agravado, por la muerte de la víctima. Los dos fueron sentenciados a 25 años de reclusión mayor especial.

Asimismo, Ronald Velasco Pinela fue sancionado como encubridor y deberá permanecer 2 años recluido en la Penitenciaría del Litoral.

3.- Jorge Santana

El periodista de El Oro fue baleado tras tomar una fotografía.

23 de marzo 2010. Jorge Santana Carbonell, estudiante de Comunicación Social, en la Facultad de Sociología de la Universidad Técnica de Machala, se desempeñaba como reportero de diario Correo; presentador de noticias del sistema de TV cable CQ 15 de Pasaje; y era director del quincenario Tribuna, en la provincia de El Oro, cuando murió tras permanecer siete días en coma, luego de que en la tarde del 16 de marzo 2010 su motocicleta fuera impactada por un automóvil.

Por versiones de testigos se conoció que cuando Santana observó a unos sospechosos que maniataban a una víctima, hizo una toma fotográfica del supuesto secuestro. Los presuntos hampones se percataron de su presencia, lo persiguieron hasta lanzar su vehículo contra la moto en la que el periodista se movilizaba.

Este accidente había ocurrido alrededor de las 18:30 del martes 16, en la Perimetral Sur, de la vía Pasaje–Machala. En ese momento le robaron la cámara con la cual habría tomado las fotos comprometedoras.

En la madrugada del 23 de marzo 2010, falleció.

Hasta la redacción de Diario Correo, donde colaboraba Santana, llegó un fax de un supuesto parte policial con el reporte del accidente que informaba de “Un accidente de tránsito (choque por alcance) de un vehículo inidentificado a la motocicleta Suzuki, modelo AX 100, color negro, conducida por Jorge Armando Santana Carbonell. Se encontró una cámara fotográfica, marca Canon, color negro y la moto queda retenida…”

¿Cómo que la cámara robada luego aparece en manos de la policía? Y no se dice si la cámara tenía las fotos tomadas por la víctima, del supuesto secuestro. Tampoco se conoce si fue detenido alguno de los autores de la embestida asesina del auto a la moto de Santana.

4.- Byron Baldeón

1 de julio 2012. Byron Baldeón, fotoperiodista del diario Extra fue asesinado cerca de su domicilio, en El Triunfo, a 61 Km de Guayaquil.

En declaraciones para Teleamazonas, testigos aseguraron que el comunicador social llegaba a su hogar y fue interceptado por dos individuos no identificados que se movilizaban en una motocicleta.

Según Henry Holguín, editor general de diario Extra, la autopsia reveló que Baldeón recibió nueve impactos de bala, todos realizados a corta distancia. También confirmó que la víctima había estado investigando acerca de un asalto y robo en un contenedor cargado de televisores, por lo cual fueron capturados tres policías en servicio activo y dos civiles, en mayo pasado.

Hasta la fecha no se conoce hubiesen sido descubiertos los autores de este crimen ni que hubiesen sido condenados.

29 de diciembre 2012. Refiriéndose al informe de fin de año sobre el estado de la Libertad de Prensa en el 2012, presentado por Fundamedios dijo: “Pone que se han asesinado a tres periodistas porque, lamentablemente, murieron en este año de forma trágica tres personas que, derepente, algunas de ellas se dedicaban al periodismo, no a tiempo completo algunas de ellas… Todo eso lo reporta como atentado a la libertad de expresión y agresiones, así se engaña al planeta, dicen que aquí se asesinan periodistas, ¿saben lo que es esa acusación?”

5.- Fausto Valdivieso

Jueves 11 de abril 2013. El periodista Fausto Valdiviezo que gustaba del fútbol, la playa, el rock, los autos clásicos y conducir motos, ejerció su profesión en Ecuavisa, SíTV, RTS, Radio Sucre, de su ciudad, Guayaquil, donde adquirió fama por sus coberturas de temas de la comunidad y era muy querido por la gente que le buscaba para hacer sus denuncias.

Tan pronto como se produjo la incautación del canal a los banqueros Isaías, el gobierno designó su administrador a Carlos Coello y los trabajadores tenían a Fausto Valdiviezo como secretario general del Comité de Empresa de los Trabajadores de TC Televisión. En 2010 cuestionó a través de su cuenta de Youtube “patuchobalcon”, el supuesto incremento excesivo del personal  de la estación televisiva, así como el aumento de los sueldos de los directivos del canal, sus viajes. También se mostró en desacuerdo con la venta del 30% de las acciones de la empresa a sus empleados. Valdiviezo consideraba que era insuficiente porque los empleados iban a quedar en minoría.

Eso molestó a los nuevos administradores del canal que le retiraron del puesto de presentador de noticias y le asignaron la función de reportero, sin embargo, no podía realizar coberturas en vivo porque “no querían correr el riesgo de que yo vaya a decir algo que los vaya a afectar”, intuyó Valdiviezo.

ESTE PERIODISTA SE CONVIRTIÓ EN INCÓMODO HASTA PARA EL PRESIDENTE CORREA QUE EN SU SABATINA NO. 178 DEL 10 DE JULIO 2010, SE BURLÓ DE VALDIVIEZO DICIENDO: “POR AHÍ HAY UN ENANITO AGITADOR DE BIGOTE QUE SIEMPRE SALÍA EN CRÓNICA ROJA… QUE NO SÉ POR QUÉ NO LO HAN SACADO. ÉL ES UN MAL ELEMENTO. ESTÁ AGITANDO A LA GENTE PARA QUE NO NOS COMPREN Y HACERNOS QUEDAR MAL…”
Este periodista se convirtió en incómodo hasta para el presidente Correa que en su sabatina No. 178 del 10 de julio 2010, se burló de Valdiviezo diciendo: “Por ahí hay un enanito agitador de bigote que siempre salía en Crónica Roja… que no sé por qué no lo han sacado. Él es un mal elemento. Está agitando a la gente para que no nos compren y hacernos quedar mal…” Valdiviezo no se amilanó. En su YouTube repetía irónicamente: “Enanito de bigote, elemento malsano…”

Coello le pidió que renunciara. Valdiviezo prefirió poner una demanda en el Juzgado Segundo de Trabajo de Guayaquil denunciando que durante su tiempo de permanencia en el medio no había recibido los beneficios de ley. La empresa le ofreció una liquidación como despido intempestivo y el periodista desistió del juicio. Dejó el canal el 16 de agosto 2010.

Había instalado un canal on-line y era un asiduo seguidor de las redes sociales por las cuales anunció que estrenaría programa.

El miércoles 10 de abril 2013, en la noche, “el señor ya había sufrido un atentado… fuera de su vivienda. Lamentablemente no lo informó a la Policía”, dijo jefe de la Policía Judicial del Guayas, Marcelo Tobar. Sin embargo, su familia afirmó posteriormente que el periodista sí denunció el hecho. No pasó nada y la siguiente noche (jueves 11 de abril 2013, 22:00) tres encapuchados lo asesinaron con tres tiros mientras salía de la casa de su madre, en la ciudadela la Atarazana de Guayaquil.

En su sabatina Correa calificó de “tragedia” el asesinato del comunicador y aseguró que “jamás se van a escatimar recursos para descubrir la verdad”. Y reconoció haber tenido confrontación “clara” con el comunicador hace unos años atrás porque él no quería que TC Televisión, el medio en donde en ese momento Valdiviezo laboraba, pasara a manos del Estado ecuatoriano, después de su incautación.

El lunes 15 de abril 2013, en declaraciones dadas al canal estatal Gama TV, el Ministro del Interior, José Serrano, se anticipó a descartar que el crimen contra el periodista Fausto Valdiviezo tuviera relación con su actividad profesional, sin aportar ninguna prueba.

El jueves 30 de mayo 2013, un mes y medio después, nueve personas fueron detenidas como sospechosas del crimen. Una de ellas fue Ingrid Soraya León Bermúdez, identificada por la Policía como presunta autora intelectual, y su sobrina, quien horas antes se habría entregado de manera voluntaria, haciéndose pasar por su tía para comprobar si había las garantías necesarias para la entrega.

Después trataron de involucrarlo a Fausto con narcotráfico.

Las detenciones venían dándose desde la noche del 22 de mayo. En dichos operativos se encontraron cuatro vehículos, así como dinero en efectivo y supuestas evidencias de actividades “de acopio y envío de drogas”, lo que hace pensar a la policía de que se trata de una banda vinculada al tráfico de drogas, usura y trata de personas. Entonces el ministro del Interior, José Serrano, dijo que esa evidencia establecía una relación “inusual” entre el periodista y los sospechosos del crimen cometido.

Serrano usó el canal estatal GamaTV para insistir en lo “inusual” diciendo que de ninguna manera se está inculpando al periodista de algún tipo de actividad criminal y que serán los jueces los que determinen con precisión los hechos. “Se ha determinado una relación inusual que es la que se tiene que ir dilucidando, lo fundamental es que iniciamos una investigación frente a un crimen lamentable y nos encontramos con una banda que estaba operando en la ciudad de Guayaquil”.

Este es el relato del diario El Universo: “La investigación que realiza la Fiscalía por el asesinato del periodista Fausto Valdiviezo Moscoso… tuvo novedades ayer, luego de que el fiscal Víctor Altamirano Cartagena tomó las versiones de la madre del comunicador, Luz América Moscoso Coronel; la periodista María Josefa Coronel y el abogado Rody Santacruz de la Torre, primo de Valdiviezo.

Según la versión de Moscoso… “Tuvimos la sensación de que lo habían perseguido hasta la casa mía y me manifestó que en la mañana había ido a la oficina del abogado Rody Santacruz, que es primo hermano de él, y dejó firmado un documento donde manifestaba que si alguna cosa le pasaba a él o a la familia, ‘he ordenado a mis abogados que después de la rueda de prensa digan quién es el que ordenó matarme’, y dijo el nombre de esa persona; dijo que era el señor Carlos Coello, alto directivo de canal 10, TC Televisión”, relató Moscoso.

13 junio 2013. Una versión del diario El Comercio, dice: Un reporte entregado por una de las operadoras de telefonía celular al fiscal que indaga el caso, Víctor Altamirano, dijo que de 377 000 llamadas registradas el pasado 11 de abril, día en que fue baleado el comunicador, 15 tuvieron como origen el número de Valdiviezo. Ese día, Ingrid L. se comunicó por celular con Aída D.V., José R. y Elena F. Ellos están con prisión preventiva luego de que fueran vinculados dentro del proceso. Según el registro, ninguno se comunicó aquel día al teléfono de Valdiviezo. Julio César Cueva, abogado de la familia del periodista, reiteró ayer que el reporte de las llamadas “confirma” que no existió relación de amistad o de otro tipo entre la víctima y los detenidos.

Aída D.V., quien es investigada como presunta autora intelectual de la muerte, se contactó ese día con otras 15 personas, cuyas identidades la Policía se reservó. Las llamadas se hicieron entre las 09:00 y las 23:00. Dentro de la instrucción fiscal, Altamirano también imputó a Juan Carlos R., sobrino de Ingrid L…

El 23 de abril de 2014, el Tribunal Undécimo Penal del Guayas declaró inocentes a cuatro de los cinco procesados por el crimen del periodista. El quinto procesado aún se encuentra prófugo. El Tribunal llegó a esta decisión tras tres días de audiencia y luego de desechar las pruebas de la Fiscalía, que a criterio de los jueces, no pudo sustentar las acusaciones contra los presuntos implicados.

El 11 de enero 2017, Ecuadorenvivo reprodujo una nota de Teleamazonas en la cual Alfredo Valdiviezo, hermano del periodista asesinado, decía: “Nos gustaría saber a quién va a extraditar (Serrano) y si existe algún documento legal del proceso. Es una declaración que ha hecho pero de la que no ha mostrado prueba alguna”, subrayó.

24 de abril 2017. El mismo Serrano terminó desmintiéndose al tuitear: “Tenía un compromiso contra la impunidad y nuestra @PoliciaEcuador también, ha sido capturado Colombia presunto asesino de Fausto Valdiviezo”. Junto, divulgó una foto del supuesto implicado.

Ya no era Nueva York, era Colombia. Y, con esta versión enredada y su ‘sentencia’, el exministro festejaba su elección como asambleísta.

Reproducimos noticias de estos colegas periodistas asesinados en Ecuador por cuanto el gobierno ecuatoriano no ha dado con los verdaderos responsables de estos horrendos crímenes, y, por lo que observamos, están quedando en la impunidad.

Desde la Asociación Mundial de Periodistas, instamos al gobierno ecuatoriano a proseguir con la investigación y dar con los responsables victimarios y no sea callada la verdad tan vilmente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.