ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

ATB y Abya Yala son los medios más favorecidos con publicidad estatal

Medios de comunicación durante una cobertura informativa. | Carlos López

Las redes ATB y Abya Yala son los medios que más se beneficiaron con los contratos por la difusión de publicidad del Ministerio de la Presidencia, según una investigación de Brújula Digital. Estos datos no incluyen la publicidad de empresas estatales y otras instancias de gobierno, y sólo toman en cuenta los contratos del Viceministerio de Comunicación, que depende de la Presidencia.

En dos años y ocho meses de gobierno de Luis Arce, se han destinado más de 140 millones de bolivianos a la propaganda gubernamental en la televisión y medios digitales privados. Sin embargo, solamente se benefician los medios que mantienen la línea ideológica del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Esta acción del Gobierno vulnera el principio 13 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión del Pacto de San José, que es vinculante y al que Bolivia pertenece.

Según este principio, no se puede usar la pauta pública como premio o castigo a una determinada línea editorial sin lesionar el derecho a la libertad de expresión, tal como lo hace el Gobierno con Los Tiempos y otros medios independientes.

“La utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública; la concesión de prebendas arancelarias; la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley”, dice el citado principio número 13.

Y agrega que “los medios de comunicación social tienen derecho a realizar su labor de forma independiente. Presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales son incompatibles con la libertad de expresión”.

Según la investigación de Brújula Digital, ATB ha suscrito al menos 11 contratos administrativos con Presidencia por el servicio de difusión en televisión, radio y página web por un valor de al menos 31,9 millones de bolivianos.

Pese a que no destaca por su buena posición en el rating, ATB obtiene con esos 31,9 millones de bolivianos más del doble de publicidad que otras redes, como Bolivisión, Cadena A y otras.

ATB y Abya Yala son considerados como medios de comunicación afines al Gobierno. Este último canal fue obsequiado por el Gobierno iraní al expresidente Evo Morales, quien luego creó una fundación “sin fines de lucro”. El accionista mayoritario de ATB es Jaime Iturri, que también se desempeña como director de noticias.

Los datos se basan en los contratos y actas de recepción reportados por el Ministerio de la Presidencia al Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) y son de acceso público. Fueron analizados por Brújula Digital.

El último contrato registrado (23 de mayo de 2022) se firmó por un valor de 7,1 millones de bolivianos y cubre la difusión de spot televisivo en red nacional, red local para La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, red local “resto del país”, “transmisión en vivo” de dos a cuatro horas, “transmisiones especiales colgando su señal de otro medio”, “transmisiones levantando señal propia”, “transmisión con imágenes de otro medio”.

Para el medio “digital” de la misma red, se especifica la difusión publicitaria “en medios digitales” como “mosaico postal gif” o “formato JPG” en la portada principal del sitio www.atb.com.bo y en diferentes tamaños.

Por ejemplo, la difusión de una imagen de 280 x 400 píxeles en el portal de ATB cuesta 4.872 bolivianos al mes. Después se detalla otros precios menores respecto a la ubicación de los avisos y las secciones de la página.

Sólo para los afines al MAS

Brújula Digital da cuenta de que hay contratos con medios que se publican en redes, web, o periodistas independientes de radio, TV o redes sociales. En algunos casos son desconocidos, pero mantienen contratos. Un medio que tiene al menos ocho contratos es RTP, por un monto de 13,9 millones de bolivianos. Le siguen Bolivisión (13,5 millones), Gigavisión (11 millones), Cadena A (9 millones), Telesur (7 millones), PAT (5 millones), Red UNO (4,3 millones), Unitel (4,2 millones), TV OFF (3,4 millones), XTVO (2 millones), Detrás de la Verdad (1,4 millones) y Kawsachun Coca, el medio multimedia de los productores de coca del trópico de Cochabamba, tiene contratos por 1,2 millones de bolivianos.

Canales sin buen rating tienen varios contratos

El canal Abya Yala, que tampoco es exitoso desde el punto de vista del rating, también suscribió al menos siete contratos por un monto de 22,5 millones de bolivianos, según Brújula Digital

Los objetos de los contratos son “prestación de servicio de difusión en medio televisivo” o alguna campaña comunicacional del Gobierno en específico. En un contrato firmado el 14 de febrero de 2022 por la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, y la gerente general de la fundación, Amanda Dávila, se especifica que, por concepto de la difusión de spot televisivo en red nacional, menciones, banners, transcripción (radio urbano La Paz) y transmisión la proveedora (Abya Yala) prestará el servicio desde la suscripción del contrato hasta el 31 de mayo de 2022 o hasta haber agotado el presupuesto de 5 millones de bolivianos.

El canal de televisión, por ejemplo, tiene una tarifa plana de 30 bolivianos por segundo por la difusión de un spot televisivo en red nacional, y si de menciones se trata, el pase tiene un costo de 240 bolivianos.

En el gobierno de Evo Morales (2006-2019) se ha denunciado una asignación inequitativa de la publicidad estatal o en base a criterios de afinidad política lo que fue calificado por periodistas de una “asfixia económica”.

Los medios que recibieron más contratos por publicidad son considerados afines al Gobierno.

Los Tiempos 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.