ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Casa Presidencial gastó en seis meses el presupuesto destinado para comunicaciones para todo 2022

Presupuesto. Casa Presidencial ha elevado hasta más del doble de lo programado su presupuesto para comunicaciones.

Entre las secretarías de prensa y la de Comunicaciones tenían un presupuesto conjunto de $3.6 millones para el año . Según la última actualización de Transparencia Fiscal, en seis meses, ambas instituciones han gastado $3.7 millones.

El Salvador.- En los primeros seis meses de 2022, Casa Presidencial (CAPRES) gastó en comunicaciones el presupuesto que tenía programado para todo 2022. Para solventar los seis meses restantes, CAPRES ha realizado modificaciones a su propio presupuesto y ha elevado lo asignado a dicho rubro hasta duplicar —y un poco más— lo que gastará en comunicaciones hasta diciembre.

Esas son las conclusiones que se extraen tras revisar la última actualización a la ejecución del presupuesto 2022, disponible en el portal de Transparencia Fiscal. En él, los datos arrojan que CAPRES devengó (gastó) $3,741,352 millones en los primeros seis meses del año.

La cifra sale de sumar lo gastado tanto por la Secretaría de Prensa ($1,037,902) como por la Secretaría de Comunicaciones ($2,703,450). Valga aclarar acá que la primera aún está dentro del margen de lo que se le programó para 2022. Es la segunda secretaría, a cargo de Sofía Medina, la que ha disparado su presupuesto.

Esos $3.7 millones representan ya una cifra mayor de lo que ambas unidades tenían programado gastar en conjunto para todo 2022: $3,657,145. Esta cantidad estaba repartida pero no a partes iguales. A la secretaría dirigida por Ernesto Sanabria se le asignaron $1,226,975; mientras a la de Medina se le aprobaron $2,430,170.

Pese a ello, y debido a la tendencia al alza que el rubro de comunicaciones ha tenido para CAPRES, a ambas secretarías se les ha modificado su presupuesto para lo que resta del año.

Así, a la secretaría de prensa se le reforzó con $887,000; hasta totalizar $2,113,975 para todo el año. Mientras, la secretaría de comunicaciones se llevó más de tres veces esa cantidad, al recibir un incremento de $3,228,375. Así, la unidad a cargo de Medina dispondrá de un presupuesto final de $5,658,545. Entre ambas, dispondrán de $7,772,520, es decir, un poco más del doble de lo que originalmente les aprobó la Asamblea para todo 2022.

¿En qué se gasta?

Vistas luego por separado, el gasto de cada una de las secretarías también permite identificar a qué obedece el gasto acelerado del presupuesto y sus aumentos.

En el caso de la secretaría a cargo de Sanabria, esta únicamente tiene una línea de trabajo: la coordinación de comunicación de medios nacionales e internacionales. El único rubro en que dicha línea usa el dinero es para pago de remuneraciones; todas de tipo eventual, además de contribuciones patronales a instituciones de seguridad social públicas y privadas, y un fondo para indemnizaciones.

De los $1.2 millones asignados, $922,346 ya fueron utilizados para pago de remuneraciones eventuales; $46,933 para contribuciones patronales a seguridad social pública; y $69,302 a seguridad social privada. $1,602 fueron para pagar indemnizaciones en los primeros seis meses del año en curso.

Luego, de los $887,000 que CAPRES transfirió a su secretaría de prensa para reforzar el presupuesto de esta: $655,185 es para pago de remuneraciones. El resto es para la seguridad social.

Mientras, para la secretaría de comunicaciones, esta se divide en dos líneas: los medios estatales (Radio Nacional y Canal 10) y el servicio de comunicaciones oficial de Casa Presidencial.

Para el funcionamiento de los medios estatales, estaban programados $1,403,235 millones. A esta cifra se le hizo un refuerzo de $1,987,000 hasta completar $3,390,235. Luego, el servicio de comunicaciones oficial tenía asignados $1,026,935 y se le reforzó con $1,241,375 para completar $2,268,310.

Al filtrar más los datos, lo que salta a la vista es que de los $3.2 millones con que la secretaría de comunicaciones ha sido reforzada para trabajar lo que resta del año, el 85 % va destinado al pago de remuneraciones eventuales, según lo define la línea de trabajo.

De los $3.2 millones de refuerzo para la secretaría de comunicaciones, $2.7 son para remuneraciones de este tipo. Originalmente, este rubro tenía asignados $403,935 para todo el año. En seis meses ha gastado $1,496,108. Y cerrará el año con gastos por $3,159,306.

LA PRENSA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.