ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Caso Jineth Bedoya: excluyen de Justicia y Paz a “Huevoepisca” por no contar la verdad

El exparamilitar participó en los hechos que rodearon las agresiones sexuales, tortura y secuestro contra la periodista, que investigaba la guerra que se vivía entre paramilitares y guerrilleros en la cárcel La Modelo a principios de los años 2000. En octubre de 2021, el Estado colombiano fue condenado por su responsabilidad en estos hechos.
Jineth Bedoya ingresó al centro carcelario y fue raptada por los paramilitares.

Colombia.- El Tribunal Superior de Bogotá excluyó del proceso especial de la Ley de Justicia y Paz a Jesús Emiro Pereira Rivera, alias Huevoe Pisca, exintegrante del denominado Bloque Centauros de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). La Fiscalía demostró que Pereira Rivera incumplió su compromiso de contar la verdad completa, con relación a los hechos de violencia contra la periodista Jineth Bedoya, ocurridos en mayo de 2000 mientras era periodista de El Espectador.

Por este caso, el exparamilitar fue condenado a 40 años y seis meses de prisión, decisión que está en firme. En la investigación se constató que Bedeya llegó a la Cárcel Nacional Modelo de Bogotá para realizar una entrevista a Mario Jaimes Mejía, alias Panadero. En el centro penitenciario fue intimidada por dos hombres, entre los que se encontraba Pereira Rivera, quienes se la llevaron en un carro hacia Villavicencio. En el lugar, Bedoya Lima fue torturada, abusada sexualmente y fue abandonada en vía pública.

Alias El Panadero.
Foto: COLPRENSA

El reclamo de Jineth Bedoya es que el caso se haya quedado en la condenado de esos tres paramilitares, cuando ella supo desde el día en que fue violentada por sus captores, que más de 20 personas se articularon para consumar el ataque, entre ellas agentes del Estado que nunca fueron llamados a comparecer por la justicia.

En los últimos años, Bedoya ha dicho que en agosto de 2011 se realizó una audiencia de Justicia y Paz en la que alias J.J. admitió que los hechos de violencia en su contra obedecieron a un favor que los jefes paramilitares Ángel Gaitán Mahecha y Miguel Arroyave le hicieron al entonces director de la Dijín, Leonardo Gallego, y al zar de las esmeraldas, Víctor Carranza. El ataque a la entonces periodista de El Espectador obedeció a los trabajos periodísticos que adelantaba sobre tráfico de armas y red de corrupción en la cárcel Modelo de Bogotá.

El 25 de mayo de 2000, cuando hacía trámites para ingresar a la cárcel Modelo, donde iba a sostener un encuentro periodístico con jefes del paramilitarismo para aclarar veladas amenazas contra varios periodistas de este diario, la periodista Jineth Bedoya fue secuestrada, torturada y sometida a ultraje sexual. Durante una década, el caso quedó en total impunidad, a pesar de la insistencia de la hoy editora del periódico El Tiempo para que se aclarara la autoría material e intelectual de los hechos.

En octubre de 2021, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por su responsabilidad en el caso Jineth Bedoya. “Después del secuestro, agresiones y actos de violencia sexual contra Jineth Bedoya, ella siguió recibiendo amenazas y enfrentando hasta el presente un riesgo especial por el ejercicio de su profesión”, concluyó la CIDH.

La Corte Interamericana recomendó a Colombia “una investigación completa, imparcial, efectiva y dentro de un plazo razonable que permita esclarecer todas las circunstancias de todos los crímenes cometidos contra la periodista Jineth Bedoya Lima, incluida las amenazas y violencia sexual, y determinar todas las responsabilidades correspondientes incluida la posible participación de agentes del Estado”.

El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.