ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

CNA: Nueva Ley de Comunicación ‘es una bofetada a la libertad de prensa’

La nueva Ley de Comunicación fue aprobada por la Asamblea Nacional durante la jornada del jueves 21 de julio. Foto: Asamblea Nacional.

Quito, Ecuador.- La Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) emitió un comunicado este viernes, 22 de julio de 2022, sobre la reciente aprobación de la Ley de Comunicación en la Asamblea.

El mensaje señala que “la Ley de la Comunicación 2022 aprobada por la Asamblea Nacional es una bofetada a la libertad de prensa”.

A este mensaje se adjunta un comunicado en el que se detalla que la ley evidencia en su cuerpo entero el “afán persecutorio a la opinión libre y tiene por objetivo, entre otras cosas, impedir que se informe y divulgue sobre los casos de corrupción que han afectado al país”.

El Gobierno Nacional también rechazó de forma enfática, la aprobación de una Ley de Comunicación por parte de la Asamblea Nacional. El Ejecutivo la calificó como “mordaza” y dijo que esta intenta nuevamente “restringir el derecho a la libertad de expresión y proporcionar mecanismos de persecución”.

El proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Comunicación fue aprobado en segundo debate por el Pleno de la Asamblea con 75 votos afirmativos, 21 negativos y 30 abstenciones. El Gobierno afirmó que es una mordaza.

La Asamblea, en su página web, señala que el proyecto permite que las personas cuyos derechos se vean afectados por los medios de comunicación social, “cuenten con mecanismos de defensa expeditos“. Así se garantiza que “los derechos al honor y buen nombre positivados en la Constitución y en los principales instrumentos de derechos humanos, puedan ser tutelados por el Estado”.

Además, indica que el proyecto permite que las empresas de comunicación social desarrollen sus actividades económicas “cumpliendo los estándares previstos en los principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos”.

El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.