ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

¿Cuáles son los principales tipos de contaminación ambiental?

Conoce las diferentes fuentes de contaminación, sus causas y consecuencias.
Una pareja joven usa respiradores mientras el espeso humo se cierne sobre Yakutsk, en Siberia, Rusia. FOTOGRAFÍA DE EMILE DUCKE

POR REDACCIÓN NATIONAL GEOGRAPHIC

La contaminación es generalizada y representa una amenaza directa para la salud humana y el medio ambiente, advierte el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), a través de la información publicada en su página web.

El organismo internacional señala que: “Varias formas de contaminación se encuentran en el aire que respiramos, el agua que bebemos y la tierra en la que vivimos”. Así,  identifica seis tipos de polución: del aire, del agua dulce, de la tierra y del suelo, marítima, química y por residuos.

La contaminación no solo perjudica al medio ambiente, sino que también representa costos económicos significativos como resultado del impacto en la salud humana, las pérdidas de productividad y los daños a los ecosistemas, indica el documento del PNUMA Hacia un planeta libre de contaminación: informe de antecedentes (2019).

Ser conscientes de la contaminación permite entender este problema y buscar soluciones, sostiene a National Geographic Andrea Pineda-Rojas, doctora en Ciencias de la Atmósfera e investigadora del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“Es importante entender cuáles son las fuentes de contaminación, dónde puede haber problemas y quiénes se pueden encargar de resolverlos”, agrega.

Qué es la contaminación del aire y cuáles son sus causas

De acuerdo con la descripción de Pineda-Rojas, la contaminación del aire, también conocida como contaminación atmosférica, se produce cuando las concentraciones de las especies químicas en el aire se encuentran en niveles que afectan o pueden afectar a la salud de las personas, la vegetación, los animales, el patrimonio cultural, entre otros.

La investigadora del Conicet explica que todas las actividades humanas emiten contaminantes al aire aunque con diferente intensidad. Entre los generadores de polución existen fuentes biogénicas (producidas en la naturaleza tales como las erupciones volcánicas o los incendios forestales) y antropogénicas (generadas por las personas).

Entre las últimas, señala la especialista argentina, las principales actividades que liberan contaminantes son: el transporte vehicular, el consumo de gas en los hogares ya sea para calefaccionar como para cocinar, la actividad comercial e industrial, la generación de energía, el uso de solventes, los aviones y las actividades agropecuarias.

Cuáles son las consecuencias de la contaminación del aire

Según explica el PNUMA, la contaminación atmosférica es el mayor riesgo ambiental para la salud del mundo, ya que mata prematuramente a unos 6.5 millones de personas en todo el mundo cada año y expone a nueve de cada diez personas a niveles de polución del aire exterior.

Pineda-Rojas menciona que las consecuencias son diversas. Entre ellas, genera diferentes efectos en la salud, que van desde situaciones molestas como irritación de ojos, nariz o garganta; hasta problemas respiratorios; enfermedades cardiovasculares; efectos en el sistema reproductivo o cáncer de pulmón, en casos de exposición prolongada a los contaminantes.

Además, el PNUMA enumera: acidificación y eutrofización del agua y el suelo, daño a los cultivos, cambio climático (tanto efectos de calentamiento como de enfriamiento), visibilidad reducida, fotosíntesis deteriorada, crecimiento reducido de plantas y acumulación de toxicidad en la cadena alimentaria.

La investigadora comenta que los grupos más vulnerables “son los niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades respiratorias preexistentes”.

Por último, sugiere diferentes alternativas para reducir la contaminación del aire como, por ejemplo, preferir el transporte público, la bicicleta o el uso de autos eléctricos al uso de vehículos particulares a combustión.

Qué es la contaminación del agua y cuáles son sus causas

Según transmite el PNUMA en su web: “El mundo se enfrenta a un desafío de calidad del agua debido a su grave y creciente contaminación, tanto en los países desarrollados como en desarrollo”.

Concretamente, la entidad señala que la contaminación del agua dulce tiene su origen en más de una fuente, incluidos los desechos municipales, industriales y agrícolas, las aguas residuales y la escorrentía de nutrientes, la generación de energía, la industria pesada y los automóviles, entre otros.

Actualmente, el 80 % de las aguas residuales globales no se tratan y contienen desde desechos humanos hasta descargas industriales altamente tóxicas, alerta el PNUMA.

Cuáles son las consecuencias de la contaminación del agua

La contaminación del agua dulce es una de las principales preocupaciones del organismo mundial dado que “amenaza la seguridad alimentaria, la industria pesquera y los medios de subsistencia”.

Advierte que esta problemática tiene un fuerte impacto en la vida de las personas. Aproximadamente 4 000 niños mueren cada día por enfermedades causadas por agua contaminada y saneamiento inadecuado. La cifra anual de fallecidos a causa de la diarrea asciende a los 1.8 millones.

Sumado a eso, el organismo ambiental informa sobre las consecuencias en la vida silvestre: “El aumento de las descargas de aguas residuales sin tratar, combinado con la escorrentía de fertilizantes y otros productos químicos en los cuerpos de agua dulce, puede desencadenar la contaminación por patógenos, productos químicos y nutrientes, lo que a su vez conduce a un crecimiento excesivo de la vida vegetal que priva de oxígeno a los peces y otros animales”.

Qué es la contaminación del suelo y cuáles son sus causas

La contaminación del suelo es causada por la presencia de sustancias químicas xenobióticas (ajenas al cuerpo humano) u otros cambios en el entorno natural del suelo, detalla a este medio Regina Márcia Longo, ingeniera agrónoma, investigadora en la Pontificia Universidad Católica de Campinas de São Paulo (Brasil) y especialista en ingeniería ambiental con énfasis en la recuperación de áreas degradadas y suelos tropicales.

Por lo general, agrega, es provocada por la actividad industrial, los productos químicos agrícolas o la eliminación inadecuada de desechos.

Según el PNUMA, los principales contaminantes en la tierra y el suelo son los metales pesados, como el plomo o el mercurio; los pesticidas y otros contaminantes orgánicos persistentes y los productos farmacéuticos, como los antibióticos utilizados para el manejo del ganado.

Descubre más sobre el suelo y sus historias en las siguientes imágenes:

John Reganold, de la Universidad Estatal de Washington, se encuentra junto a un profundo camino cortado en la región Palouse del este de Washington, que examina las capas expuestas del suelo antiguo.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Los suelos secos en Grand Valley, cerca de Grand Junction, Colorado, son blanqueados por las sales evaporadas, que se filtran en la superficie a través de las aguas subterráneas o del riego excesivo de los seres humanos. Si los suelos acumulan demasiada sal, las plantas no podrán absorber el agua.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

La familia Li Kaixin cosecha arroz cerca de Sheng Cun, un pueblo en la provincia de Yunnan, sur de China. La región es famosa por sus extensas colinas, que capturan agua para la agricultura. Una parte del área ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Las laderas de Fo Tang Yan, un pueblo de la región degradada de la meseta de Loess, de China, están llenas de jóvenes árboles en terrazas. Los árboles forman parte de un enorme proyecto de restauración destinado a revertir siglos de erosión en la región.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Una variedad de praderas y girasoles hunden sus raíces en el suelo cerca de Salina, Kansas. Los sistemas de raíces de estas plantas perennes crecen y se fortalecen durante años, evitando la erosión y almacenando el agua. Las gruesas raíces de girasol en la foto miden 1,83 metros de largo.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Los ladrillos de barro se secan en la granja de Yacouba Sawadogo, que vive en el norte de Burkina Faso. Sawadogo ha sido pionero en el uso moderno de zaï, pozos pequeños, de profundidad de metros salados con estiércol, para promover el crecimiento de las plantas y restaurar áreas que antes se creían perdidas en la desertificación.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

El Instituto Rodale de Pennsylvania ha investigado técnicas de agricultura orgánica durante décadas, prestando mucha atención al suelo. El suelo cultivado orgánicamente (izquierda) mantiene su estructura y retiene bien el agua, mientras que el suelo cultivado convencionalmente (derecha) se desmorona fácilmente.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

La meseta de Loess en China es el hogar de la peor erosión de la Tierra, que ha excavado barrancos de aspecto extraño en el frágil limo de la región. Los científicos atribuyen en gran medida la erosión a siglos de pastoreo excesivo y a la agricultura intensiva.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

os hongos del suelo proliferan en una placa de Petri en un laboratorio de la Universidad Estatal de Iowa. Los científicos han encontrado miles de especies de hongos en el suelo, y muchos se asocian con plantas para formar micorrizas, mallas de hongos que mejoran la capacidad de las plantas para absorber agua y nutrientes.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Spencer Yeoman, un agricultor de Davis, Illinois, demuestra el arado de caballos en una conferencia de tecnología agrícola en Wisconsin. Los seres humanos han estado utilizando el poder de los animales para cultivar los suelos durante miles de años.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Los suelos áridos rodean las Ciudades Muertas, docenas de antiguas ruinas bizantinas abandonadas que una vez sostuvieron comunidades prósperas en lo que hoy es Siria. La erosión del suelo degradó la fertilidad de la región, probablemente dañando su capacidad para apoyar a grandes poblaciones humanas.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

En los pueblos de los alrededores de Keita, Níger, los locales y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación han trabajado para restaurar las tierras devastadas por las sequías en los años ochenta. Hasta la fecha, los pobladores locales, en su mayoría mujeres, han reclamado tierras desertificadas al plantar 18 millones de árboles.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Un cosechador retumba en el Palouse de Washington, un área de colinas de loess hechas de polvo arrastrado por el viento. Las colinas son extremadamente fértiles y excepcionalmente buenas para el cultivo de trigo de secano.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

Una persona se encuentra en los terrenos de la granja de Yacouba Sawadogo cerca de la aldea de Gourga, Burkina Faso. La Alianza Mundial por el Suelo de la ONU ha encontrado que la mayoría de los suelos de la Tierra se encuentran en condiciones justas, pobres o muy pobres, lo que subraya nuestra necesidad de conservarlos y protegerlos.
FOTOGRAFÍA DE JIM RICHARDSON, NAT GEO IMAGE COLLECTION

Cuáles son las consecuencias de la contaminación del suelo

“Los contaminantes degradan los suelos y, por lo tanto, los seres humanos y la vida silvestre que viven cerca de antiguos sitios industriales y tierras recuperadas corren el riesgo de exposición a la contaminación si estos espacios no se descontaminan de manera cuidadosa y adecuada”, informa el programa internacional.

Longo agrega que la contaminación del suelo tiene otras consecuencias como contribuir al cambio climático, a la pérdida de la fertilidad del suelo e impacta en la salud humana.

Respecto del último punto, el PNUMA advierte que esta problemática tiene efectos nocivos en los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, en los pulmones y riñones, puede provocar cáncer, esterilidad y otros trastornos reproductivos.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) reconoce que “la contaminación del suelo afecta a la seguridad alimentaria al reducir el rendimiento y la calidad de los cultivos”.

Frente a este escenario, la especialista brasileña indica diferentes maneras de contribuir a la reducción de este tipo de contaminación: disminuir la deforestación y promover la reforestación; fomentar prácticas agrícolas sostenibles; remediar los suelos contaminados y reducir el uso de pesticidas y fertilizantes.

Qué es la contaminación marítima y cuáles son sus causas

Los océanos y las aguas costeras reciben un gran porcentaje de desechos y contaminantes. Entre ellos, basura plástica, exceso de nutrientes, desechos químicos y radiactivos de fuentes terrestres, así como equipos de pesca abandonados, destaca el PNUMA.

Concretamente, la entidad dice que 12.7 millones de toneladas de desechos plásticos ingresan al océano cada año, el equivalente aproximado de un camión de basura lleno cada minuto. A ese ritmo, se estima que el plástico superará a los peces en el océano para 2050.

Una cría de tortuga laúd se encuentra con una sandalia en su camino hacia el océano, en Matura, Trinidad.
FOTOGRAFÍA DE THOMAS P. PESCHAK

En el documento publicado en 2017 y titulado Impacto de la contaminación en el medio marino, el programa enumera nueve categorías de fuentes de contaminación marina: aguas residuales, contaminantes orgánicos persistentes, sustancias radiactivas, metales pesados, aceites, nutrientes, movilización de sedimentos, basura, alteración física y destrucción del hábitat.

Consecuencias de la contaminación marítima

El organismo ambiental revela que las cargas excesivas de nutrientes han causado al menos 500 zonas muertas en las áreas costeras de todo el mundo, con impactos en ecosistemas como los arrecifes de coral, así como en las comunidades pesqueras y la productividad de las poblaciones de peces.

Además, advierte que la basura puede causar daño físico a la vida marina a través del enredo, la pesca fantasma (cuando los aparejos de pesca perdidos o abandonados permanecen en el océano y atrapan peces u otra vida marina, matando indiscriminadamente todo lo que capturan) y la ingestión; actuar como portador de sustancias tóxicas y transportar especies invasoras a través del océano.

Asimismo, asegura que afecta al turismo y, consecuentemente, a las economías locales y a todas las personas que dependen del sector.

Qué es y cuáles son las causas de la contaminación química

El PNUMA reconoce que los productos químicos tienen beneficios para la sociedad humana. Sin embargo, también señala que estos productos pueden tener impactos dañinos significativos en la salud de las personas y en el medio ambiente.

El humo se eleva desde la chimenea de una central eléctrica de carbón en las afueras de Ulaanbaatar en Mongolia.
FOTOGRAFÍA DE MATTHIEU PALEY

La segunda edición del reporte publicado en 2019 y titulado Perspectivas de productos químicos mundiales, informa que grandes cantidades de productos químicos fabricados continúan liberándose al aire, el agua y el suelo provocando la contaminación de los suelos en todo el mundo.

Los productos químicos de interés se liberan en el interior de los productos de consumo y materiales de construcción. A su vez, los basureros y el reciclaje informal (según el Banco Mundial, efectuado por personas que trabajan en condiciones insalubres, carentes de seguridad social o seguro médico) son fuentes importantes de polución en muchos países. Sumado a eso, continúa el reporte, los accidentes industriales y los desastres naturales provocan una contaminación significativa.

Consecuencias de la contaminación química

De acuerdo con la información del documento mencionado, la contaminación química es una de las principales causas de enfermedades humanas y muertes prematuras. Los posibles efectos adversos para la salud a las exposiciones químicas incluyen intoxicaciones agudas, cánceres, trastornos reproductivos y de desarrollo neurológico, y problemas en el sistema endocrino.

Además, destaca que “la contaminación química amenaza las funciones de los ecosistemas al afectar negativamente a los polinizadores, contribuir a las zonas muertas de los océanos, acelerar la resistencia a los antimicrobianos y aumentar la presión sobre los arrecifes de coral”.

En este marco, el PNUMA resalta la importancia de gestionar adecuadamente los productos químicos durante todo su ciclo de vida: desde la extracción, producción, formulación y uso, hasta la eliminación final.

Qué es la contaminación por residuos y cuáles son sus causas

Los desechos son un problema mundial y una amenaza para la salud y el ambiente, advierte la entidad mundial. Para ilustrarlo, comenta que la generación de basura casi se duplicó entre 1970 y 2000 y continúa creciendo exponencialmente.

Tal como sostiene el informe Hacia un planeta libre de contaminación, los vertederos de todo el mundo son fuentes de mezclas de contaminación complejas, con emisiones de gases como metano, desechos electrónicos, otros residuos peligrosos y lixiviados (líquido residual, generalmente tóxico, que se filtra de un vertedero por percolación, según la RAE) de metales pesados.

Sumado a eso, el documento señala que “la minería genera uno de los flujos de desechos más grandes del mundo, que a menudo contiene altas concentraciones de compuestos que tienen efectos graves en los ecosistemas y los seres humanos”.

En Kalyan, en las afueras de Mumbai, India, los recolectores de basura en busca de plásticos comienzan sus rondas diarias en el basurero.
FOTOGRAFÍA DE RANDY OLSON

Consecuencias de la contaminación por residuos

La gestión de desechos es un tema transversal que afecta muchos aspectos de la sociedad y de la economía, y tiene fuertes vínculos con una variedad de otros desafíos globales como la salud, el cambio climático, la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria y de los recursos y la producción y el consumo sostenibles, advierte el PNUMA.

“Unos 15 millones de recicladores informales quedan expuestos a peligros químicos y enfrentan un riesgo significativo de lesiones físicas en los vertederos”, agrega.

Al respecto, el escrito sugiere que el mejor enfoque para lidiar con los desechos es no generarlos. Además, es importante revisar e introducir tecnologías modernas y ambientalmente racionales para la destrucción química de desechos, sistemas de energía basados en residuos y reciclaje de esos desperdicios.

Por qué es importante colaborar en la reducción de la contaminación

El Plan de Implementación que considera el informe Hacia un Planeta Libre de Contaminación, mencionado anteriormente, indica que “abordar la contaminación reduce la carga de enfermedades, ayuda al medio ambiente, mejora la calidad de vida y evita pérdidas de ingresos y productividad”.

Asimismo, destaca la necesidad de una acción rápida, coordinada y a gran escala. Aunque reconoce que hacerlo requiere de la transformación de todo el sistema y de obtener capacidades fortalecidas (a nivel mundial, nacional y subnacional) para actuar sobre la contaminación del aire, el agua, el suelo, el mar y las costas y la gestión racional de los productos químicos y los desechos.

Concretamente, resalta la importancia de profundizar sobre la contaminación y sus fuentes, destino, vías e impactos; los medios regulatorios, financieros e institucionales; infraestructura para el manejo y prevención de la contaminación; conciencia de los impactos de la contaminación en la salud, la productividad y el medio ambiente, así como de las opciones de producción y consumo que causan la contaminación. Finalmente, destaca la necesidad de trabajar sobre el liderazgo para dirigir y actuar para solucionar la contaminación.

El plan, además, reconoce que el avance hacia un planeta libre de contaminación es una responsabilidad colectiva y que requiere una acción urgente y coherente.

National Geographic

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.