ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Josep Sandoval: una pluma irónica, una crítica divertida y una manera culta

El periodista catalán Josep Sandoval.L.F.R.

De pequeño quería ser actor, se apuntaba a casi todas las obras escolares e hizo algún doblaje, pero acabó siendo periodista. Su primer trabajo sin cobrar fue en la sección de espectáculo del diario deportivo 424 donde aprendió a manejarse en el ambiente nocturno que tan favorable le sería durante décadas. Cuando a principios de los años 70 viajó a Los Ángeles protagonizó una de las anécdotas más surrealistas de su vida.

Con la actriz Concha Velasco, en 2017.L.F.R.

Tras ver un rodaje en la calle se acercó para ver si podía entrevistar a una actriz a la que no conocía de nada y esta accedió. Cuando regresó a Barcelona se la propuso al director y acabó en un cajón. Cuando en 1978 se estrenó Los ángeles de Charlie se intentó recuperar aquella entrevista sin éxito. Sandoval, sin que lo supiera, había conseguido entrevistar a Farrah Fawcett Majors, uno de los ídolos de masas más importantes del siglo XX cuyo póster luciendo un bañador rojo y su característica sonrisa es el más vendido de la historia.

Su época de oro llegó con el diario La Vanguardia (1980-2017). Desde sus páginas (re)creaba el mundo de las celebrities con pluma irónica, crítica divertida y, sobre todo, de forma culta. Sandoval es un erudito. Durante casi cuatro décadas dominó los asuntos del corazón desde Barcelona siendo capaz de destruir la reputación de algún famoso tal y como hacían Hedda Hopper y Louella Parsons en el Hollywood dorado.

Lógicamente no se podía estar quieto solo con La Vanguardia. También le tentaron con la televisión y se convirtió en uno de los rostros más populares de los periodistas de la prensa rosa. Ahí están Tómbola, Crónicas Marcianas, Día a Día… Ha trabajado con los mejores, entre ellos, Javier Sardà, María Teresa Campos o Ana Rosa Quintana. Además escribió un interesante libro de anécdotas de personajes conocidos titulado Dime con quién vas.

Cuando acabó su colaboración en La Vanguardia tras 37 años, compró el dominio del blog del diario en el que también escribía (Bollería fina) y, desde entonces, escribe para el portal Theluxonomist.es, con el que mantiene intacto su destreza léxica. Vive en Barcelona y no piensa en la jubilación.

El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.