ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

México busca dar Seguridad Social a los periodistas ‘freelance’

Un grupo de periodistas realizan una entrevista a las afueras de la UNACH, en en San Cristobal de las Casas, Chiapas, el 5 de marzo de 2022. ARTUR WIDAK (GETTY IMAGES)

El Gobierno de López Obrador ha lanzado una propuesta para regular el empleo de más de 6.000 reporteros que trabajan sin acceso a los servicios básicos de salud

México.- El Gobierno mexicano ha lanzado este martes una propuesta para regularizar el empleo de más de 6.000 periodistas que trabajan por cuenta propia y que no tienen acceso a los servicios mínimos de salud, riesgos laborales o jubilación. Durante la conferencia de prensa diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha concretado una medida que busca paliar la precarización de un gremio que no solo trabaja en condiciones de miseria, sino que ejerce una profesión en el rincón del planeta más peligroso para hacerlo.

En el Día de la Libertad de Expresión, este 7 de junio, en honor al artículo 7 de la Constitución mexicana, se ha extendido un apoyo al sector más vulnerable de todos los periodistas, los que no están contratados. Aunque no se han mencionado las grietas en las políticas de protección que no han logrado impedir que se siga asesinando a un ritmo de al menos 10 reporteros en lo que va de año, además de otros cientos que han denunciado amenazas.

Según los detalles del programa, existirán hasta cinco seguros que podrán disponer los profesionales de la información freelance. El primero consiste en un seguro médico de “enfermedades y maternidad”, que consiste en la “atención médica, farmacéutica y hospitalaria, sin restricciones para el asegurado y sus beneficiarios legales, pero sujeto a tiempos de espera”, además del acceso a un “pago de incapacidades por enfermedad”, como una baja médica. Quienes trabajan por cuenta propia, no tenían otra forma de acceder a los servicios públicos sanitarios y debían costearse un seguro médico privado que suponía gran parte de su sueldo. Además, no podían acceder a los derechos básicos de baja por maternidad o enfermedad.

Otro de los seguros que menciona la propuesta es el seguro de riesgos laborales. Sobre este punto, el documento menciona una asistencia hospitalaria, además de reconocer la “incapacidad por accidente de trabajo y enfermedad de trabajo. Y en su caso, pensión”. No menciona, no obstante, que entre los riesgos laborales de un periodista en México se encuentran las amenazas de muerte, a ellos y a sus familias, los desplazamientos forzados de sus lugares de origen o de trabajo, no solo un accidente en sus horas laborables. Tampoco, que el organismo encargado de protegerlos, el Mecanismo de Protección, dependiente de la Secretaría de Gobernación, ha recibido fuertes críticas por la incapacidad de dar respuesta a decenas de casos y en muchos de ellos, no evitar una seguridad efectiva. Algunos reporteros que se encontraban bajo este esquema, han sido asesinados.

Podrán acogerse también a un seguro de “invalidez y vida”, como cualquier otro profesional contratado en México; tendrán acceso a guarderías y prestaciones sociales; y cotizarán en su seguro de retiro o de jubilación. En definitiva, el Gobierno busca regular un sector del gremio que labora en la sombra, que no solo se juega la vida, sino que no figuraba en ningún registro público sus décadas de trabajo, como sucede en muchos sectores en México, donde la informalidad ronda el 56% de todos los trabajadores en el país.

La informalidad de más de 6.000 periodistas busca ser regulada, como antes se hiciera con un programa piloto para las trabajadoras del hogar, —todavía no se ha formalizado desde el sexenio pasado y sigue quedando a voluntad del patrón o la patrona asegurar a sus empleadas—. Pero en este caso, el mecanismo para acceder a los seguros será diferente. Serán los mismos empleados los que lo soliciten ante un Comité designado por el Gobierno, compuesto por periodistas, encargados de elaborar un censo y revisar los requisitos. Los responsables serán: Enrique Galván, Fernanda Tapia, José Reveles, Nancy Flores y Rubén Villalpando.

El grupo se reunirá cada seis meses, y de manera extraordinaria, para definir los criterios de incorporación y seleccionará a los beneficiarios a partir de la entrega de solicitudes individuales. Estas inscripciones deben incluir: el CURP (Clave Única de Registro de Población); Número de la Seguridad Social; el RFC (Registro Federal de Contribuyentes), además de su e.firma (una herramienta que debe solicitar ante la Secretaría de Administración Tributaria, SAT); documentos que comprueben haber trabajado en el último año en un medio de comunicación (radio, televisión, prensa escrita o plataforma especializada en periodismo); evidencias que acrediten su trabajo como freelance en los últimos 12 meses; y una carta firmada que garantice su autoría.

La página habilitada para darse de alta en este programa es esta: http://imss.gob.mx/periodistas-por-cuenta-propia. La fecha en la que iniciará la medida y se harán efectivos los seguros para los solicitantes será a partir del 1 de agosto de este año. A partir del cálculo del salario mínimo profesional de los trabajadores de la comunicación, el gobierno determinó aportar 2.139 pesos mensuales (unos 100 dólares) a la cuenta de cada periodista, en la que una parte se destinará a los servicios médicos y otra a un fondo de pensión.

El País.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.