ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Porqué las crisis interminables hacen huir a los lectores de las noticias y los medios

Los consumidores de medios buscan en vano ayuda y soluciones en medio de una desinformación desenfrenada.

Como periodista, me avergüenza un poco decir que evito activamente leer las noticias, algunas de las noticias, de todos modos.

No soporto leer nada que mencione el nombre del presidente anterior o su partido político o el fraude electoral o cualquier información descaradamente falsa que promueven.

Así que no me sorprendió ver que en todo el mundo hay cada vez más evasores de noticias como yo. La proporción de consumidores de medios digitales que dicen que evitan las noticias, a veces o con frecuencia, ha aumentado en los 46 mercados cubiertos en la encuesta global del Informe de noticias digitales 2022 del Instituto Reuters.

Esa proporción ha aumentado significativamente del 29% al 38% en los últimos siete años. A continuación se presentan las razones para evitar activamente algunos tipos de noticias:

La proporción de usuarios de Internet en 46 mercados de medios de todo el mundo que dicen que evitan activamente leer las noticias, a veces o con frecuencia, ha aumentado del 29% al 38% en los últimos siete años. Según el Informe de noticias digitales 2022 del Instituto Reuters.

Periodista y consumidor

Esto es lo que escribí hace un año sobre mis razones personales para evitar las noticias:

“Todos los días vemos artículos de noticias que predicen el ascenso inminente de actores políticos peligrosos o el potencial malestar social que podría desencadenar una determinada decisión judicial. La historia de hoy podría mostrarnos dos turbas mutuamente indignadas y antagónicas que tienen interpretaciones muy diferentes del video de la cámara del cuerpo de un oficial de policía”.

Los periodistas solo están haciendo su trabajo. Se supone que nos alertan de un peligro potencial. Pero no puedo soportar el estrés que provocan todos esos titulares apocalípticos.

Hago clic y leo si un titular sugiere que hay algo nuevo. Tendría que ser algo sin precedentes como “Demócratas y republicanos acuerdan trabajar juntos en el cuidado de la salud” o “Demócrata muerde al perro de los republicanos”. (Es broma el segundo; ya nadie entiende las bromas).

Cae el interés por las noticias en EE. UU.

El resumen ejecutivo de Nic Newman del Digital News Report también encontró que EE. UU. tuvo una de las mayores disminuciones en los usuarios de Internet que dicen estar «extremadamente o muy interesados en las noticias», cayendo del 67% al 47% en los últimos siete años.

Estados Unidos tuvo una de las mayores caídas en el número de usuarios de Internet que dicen estar «extremadamente o muy interesados en las noticias». La fuerte caída fue en 2020, el año de las elecciones presidenciales.

Una gran razón es lo que Newman llama «fatiga de noticias».

“Si bien una sucesión de crisis, incluida la pandemia y la invasión de Ucrania, demuestra la importancia del periodismo profesional independiente y el crecimiento significativo para algunas marcas de medios individuales, encontramos que muchas personas se desconectan cada vez más de las noticias…”

Por lo tanto, la evasión de noticias podría tener graves consecuencias negativas en la participación pública en los procesos políticos cruciales para las sociedades democráticas.

“Durante la crisis de la COVID-19 (y ahora en Ucrania), vimos que muchas organizaciones de noticias usaban formatos explicativos y de preguntas y respuestas para tratar de abordar estos problemas en sitios web y redes sociales para atraer a audiencias más jóvenes y menos educadas. Nuestros datos sugieren que este proceso debe ir mucho más allá”.

Desplazamiento de la fatalidad (“doomscrolling”)

El Digital News Report no menciona específicamente el doomscrolling, la práctica de revisar obsesivamente las redes sociales. La práctica es relativamente nueva. Las redes sociales, después de todo, tienen poco más de una década. El Oxford English Dictionary nombró a «doomscrolling» como palabra del año en 2020.

La BBC publicó un informe sobre la compulsión oscuramente relajante de ‘doomscrolling’. Citaron a Pamela Rutledge, directora del Centro de Investigación de Psicología de los Medios con sede en California, quien dijo que el doomscrolling “realmente solo describe la necesidad compulsiva de tratar de obtener respuestas cuando tenemos miedo”. Tenemos que evaluar si la nueva información constituye una amenaza, dice Rutledge. “Estamos biológicamente impulsados ​​a atender eso”.

Dado que las principales redes sociales dependen de la publicidad para generar ingresos, sus algoritmos dirigen la atención de los usuarios hacia las noticias que provocan respuestas emocionales, como ansiedad, miedo, ira y odio.

Los periodistas son notorios doomscrollers. Twitter está lleno de periodistas que se declaran estresados ​​y ansiosos.

La mayoría moderada ‘agotada’

Toda esta observación del apocalipsis puede ser engañosa, escribí hace un año.

“¿Todos son realmente tan extremos en sus puntos de vista? Todo es interesante, pero ¿qué hace para ayudarnos a mejorar la calidad del periodismo y servir mejor a nuestras comunidades? ¿Cómo nos ayudan a resolver problemas los gritos de dos turbas opuestas?

“En realidad, la mayoría de los estadounidenses no se encuentran en los extremos del espectro político. Hay al menos siete “tribus” de estadounidenses, según un estudio en profundidad de More in Common, una organización internacional sin fines de lucro cuya misión es “fortalecer la resiliencia contra las fuerzas de la división” en las sociedades democráticas.

“Entre las conclusiones del estudio: Alrededor de dos tercios de los estadounidenses pertenecen a la ‘mayoría agotada’ cuyas voces rara vez se escuchan por encima de los gritos de las tribus partisanas”.

Cómo parar

Los expertos en salud generalmente recomiendan no revisar las redes sociales antes de irse a la cama. Puede interferir con dormir lo suficiente.

Uno de los mejores artículos sobre el tema provino de Wired: Cómo detener el doomscrolling, con psicología. Muchas personas, cuando se sienten abrumadas, recurren a desplazarse por sus redes sociales como una distracción refleja, dice Kenneth R. Rosen de Wired. En su lugar, póngase en contacto con amigos y colegas y pida ayuda.

Cuando estamos ansiosos y asustados por crisis como la del covid-19, buscamos respuestas, a menudo en nuestras redes sociales, dice Rosen. Recomienda medir y luego limitar el tiempo dedicado a desplazarse por las redes sociales: un retiro controlado.

Guideposts ofrece algunas sugerencias en consonancia con su función como organización basada en la fe: Doomscrolling: qué es y cómo detenerlo.

Pensamientos finales

La evasión de noticias está creciendo, lo que tiene serias implicaciones para el periodismo como industria y su papel en las sociedades democráticas.

Los datos parecen sugerir que las ofertas de organización de los medios de comunicación están amplificando una sensación de crisis interminable, lo que aumenta los sentimientos de agotamiento e impotencia.

El estudio de More in Common sugiere que las redes sociales y las organizaciones de noticias impulsadas por la publicidad exageran la polarización de la sociedad. Los medios moderados que buscan respuestas a los grandes problemas no hablan por temor a ser atacados por los extremos políticos.

Participación. Cuando las personas dejan de seguir las noticias sobre política, es menos probable que participen en actividades políticas, según un estudio de Pew Research de casi 15.000 ciudadanos de 14 países.

“Algunos tipos de compromiso son más comunes entre los jóvenes, los que tienen más educación, los de izquierda política y los usuarios de redes sociales”, encontró el estudio. “Y ciertos temas, especialmente la atención médica, la pobreza y la educación, tienen más probabilidades que otros de inspirar la acción política”.

Aparte de votar (78% en la encuesta lo había hecho), los otros tipos de actividad política medidos en la encuesta fueron asistir a eventos de campaña (33%), participar en una organización de voluntarios (27%), comentar sobre temas políticos en línea (17 %), participar en una protesta organizada (14%) y donar dinero a una organización político-social (12%).

Soluciones y acción

Entonces, ¿en qué deberían enfocarse los periodistas para evitar que la gente evite las noticias? Soy de la misma opinión que hace un año cuando escribí que debemos buscar respuestas a las grandes preguntas que enfrenta la gente común en su vida diaria.

Solutions Journalism Network ha demostrado que el periodismo de calidad puede marcar la diferencia al ayudar a las comunidades a encontrar soluciones a problemas como el transporte público, la creación de empleos, el desarrollo económico, el crimen, la atención médica, la justicia social, la educación pública, el medio ambiente, la falta de vivienda y la pobreza.

Como concluí entonces:

“Los problemas sociales modernos son complejos, por lo que necesitamos soluciones multidisciplinarias. Los periodistas deben ser humildes y pedir ayuda. Necesitamos colaborar con expertos de fuera de la profesión. Necesitamos dejar de competir y comenzar a compartir más recursos. El Institute for Nonprofit News tiene fantásticos recursos para ayudar a los periodistas locales a hacer precisamente eso”.

Fuente: What’s new in publishing. El artículo original fue publicado en inglés, traducido por Adepa.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.