ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Asociación Mundial de Periodistas World Association of Journalists Association Mondiale des Journalistes

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Asociación Mundial de Periodistas

América • África • Asia • Europa • Oceanía

Cambiar idioma »

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Tu salud mental: la otra cara a tener en cuenta tras una investigación exitosa

Publicar una investigación en la que se revelarán fechorías cometidas por un funcionario, actividades de un grupo del crimen organizado o cualquier otra irregularidad de cualquier entidad de importancia es, por definición, un momento de alta tensión para un periodista. Del otro lado, quien es expuesto no recibirá la pieza que sale a la luz con una sonrisa.

La publicación puede generar mucho estrés y, por lo tanto, impactar de manera relevante en las personas que han tenido a su cargo recolectar la información que finalmente se presenta al público. Hay mucho en juego. Por ejemplo, la reacción del señalado o el riesgo de haber cometido un error que desmorone el edificio que se ha construido. Con este panorama, resulta incluso preocupante que, rara vez, un periodista se ponga a pensar en cómo cuidar su salud mental en esos momentos previos e inmediatamente posteriores a una publicación. O que ni siquiera lo considere importante.

El mexicano César Montesano es un psicoterapeuta que ha dado su apoyo a periodistas que trabajan en lugares hostiles. Para él, el autocuidado comienza en ser conscientes de lo que este momento de alta tensión significa, en despojarse de arraigados paradigmas que dictan que el periodista es un profesional para el que no está permitido sentir.

“Los periodistas no se detienen a reconocer que la nota o el reportaje tendrá, sí o sí, un impacto en su salud mental”, comenta.

Montesano explica que, en este ejercicio de consciencia, hay que dar por sentado que lo que sentirás no será agradable. Sensaciones como la frustración, la tristeza o un abandono profundo son posibilidades que se asoman con mucha fuerza. Y si aparecen, ten en cuenta que no es por debilidad. Las emociones están hechas precisamente para eso: para experimentarlas.

“Estás tenso, angustiado, tienes miedo. Solo si lo aceptas, estarás preparado para lidiar con ello”, dice. Para Montesano, un ejercicio que se puede hacer de manera general es hablar de lo que sientes con alguien más o, si no es fácil para ti, escribirlo en una hoja de papel. Lo importante es permitir que el sentimiento fluya: “cuando las emociones se expresan, termina su ciclo de vida”.

Cada ser humano es una especie animal distinta. Por ello, lo que funciona para uno puede no hacerlo para otro. Salir a correr, meditar, apartarte un día entero del trabajo, pueden ser medidas que son eficientes para ti a la hora de darte un poco de tranquilidad antes de publicar.

“Así como cuando haces una entrevista eres consciente de que debes encender la grabadora antes de comenzar la conversación, así debes pensar en aferrarte a algo que te ayude en este momento”, enfatiza Montesano, como una manera de ilustrar la importancia de introducir una rutina de apoyo a la salud mental cada vez que te vayas a enfrentar al estrés de una publicación.

Herramientas de apoyo al alcance de todos

En 2017, cuando cumplió 33 años, la española Mar Cabra tocó el cielo con las manos al ganar un Pulitzer como parte de la investigación de los Panama Papers, que un año antes había expuesto los entramados globales del mundo offshore. Cabra fue una parte fundamental del proceso, pues era la jefa de Datos y Tecnología del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, la entidad que coordinó el proyecto.

Pero, para Cabra, fue una victoria pírrica. Tanta presión, aunada a los peligros generados por la hiperconexión que el trabajo exigía, hizo mella en su salud mental.

“Ni el Pulitzer consiguió darme la fuerza necesaria para continuar”, escribió en un artículo publicado en 2020 en El País de España. Cabra decidió dejar su trabajo para darle prioridad a su salud mental. Eso la hizo consciente de la situación a la que miles de periodistas están expuestos en su labor. Por ello, lanzó un proyecto para enseñar a sus colegas a gestionar el estrés y la sobrecarga digital.

Se trata de The Self Investigation, una fundación que proporciona servicios destinados a mejorar el bienestar de profesionales de los medios de comunicación. Uno de ellos es un curso básico que se puede seguir a través de su academia en línea. Tiene un costo de US$29. Sin embargo, si perteneces a un medio, puedes hacer una gestión para obtenerlo de manera gratuita. El sitio web de la fundación tiene otras herramientas de acceso libre, como webinarios o prácticas para mejorar tu capacidad de atención y calmar tu sistema nervioso.

Uno de los recursos más interesantes para iniciar es su cuestionario, que te ayudará a estar más consciente de cuando tu cuerpo y tu mente empiezan a sentirse sobrecargados y notas que eres más reactivo, lo que en la fundación han definido como “tu zona amarilla”. Eso te ayudará a tener más herramientas para volver a tu “zona verde”, ese lugar donde te encuentras bien física y mentalmente y te sientes emocionalmente más equilibrado.

Moisés Alvarado
Moisés Alvarado es un periodista salvadoreño que busca especializarse en la investigación del crimen organizado y la corrupción. Trabajó en La Prensa Gráfica entre 2015 y 2019. Ffue parte del especial continental Petrofraude, coordinado por CONNECTAS. Ha publicado también en medios como Salud con Lupa y El Faro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.